IMPLANTOLOGÍA

Los implantes son unos tornillos de titanio especiales para ser usados en la boca. Estos se fijan en el hueso maxilar mediante un procedimiento quirúrgico sencillo, ambulatorio y de buen postoperatorio y pronóstico. Sobre dicho tornillo se ensambla o conecta la prótesis definitiva.

Con los implantes dentales se puede:


A) Restablecer un solo diente perdido.
La gran ventaja de la utilización de esta técnica es que evita la necesidad de tallar los dientes vecinos o colocar prótesis removibles.

 

 

 

B) Restablecer todos los dientes de un maxilar.
Cuando hay ausencia de todos los dientes del maxilar superior o inferior (mandíbula), podemos colocar un número determinado de implantes y sobre estos colocar una prótesis fija que NO puede ser retirada por el paciente y que reemplaza todos los dientes faltantes. Es una alternativa muy segura y estética.

 

 


Una solución más económica consiste en fijar dos o cuatro implantes en el maxilar y colocar unos elementos de retención especiales en la prótesis total removible. Así cuando el paciente coloca su prótesis sobre los implantes, esta queda fija, permitiendo comer, reír, estornudar y hablar con tranquilidad sin que la prótesis se salga. La prótesis removible queda retenida a los implantes por un sistema de “broche”. En el momento de realizar la higiene de esta prótesis, el paciente se la puede retirar.

 

 

Dr. Jorge Alé Quezada


Especialista en Implantología y Periodoncia

Universidad Mayor

 

Reserva hora vía Whatsapp